domingo, 19 de octubre de 2008

El mar, mi confidente

Playa Punta Sal, Tumbes - Perú

Caminando por playas desiertas
hice del mar mi confidente y
LE HABLE DE TI.

Conmovido, me escucho quedito,
y alentándome suavemente,
besó mis pies con tibia dulzura.

Le dije que te llamas Locura
y llevas por apellido Pasiones Encendidas.
Que tus ojos misteriosos, me ocultan
indescifrables enigmas.
Le confié que soy tuya aún desde antes de conocerte.
Que amarte, excede toda ilusión.
Que estoy prendida de tu boca bella
y mi sueño es robarte mil besos …
¿con sabor a durazno y piña?
o ¿café recién colado?
Despertar enmarañada en tus brazos,
sólo con el deseo de volver a soñarte
Que hoy y aquí, en tu ausencia,
te siento…
te quiero…
te extraño…

Y el mar, mi confidente,
conmovido, lloró furiosamente,
por éste, mi gran amor,
no correspondido.

No hay comentarios: