miércoles, 29 de octubre de 2008

Tu boca!


Incitados por antorchas de deseos
mis dementes labios febriles,
buscan la eterna fuente del placer,
tu boca!

Inocentes, insensatos labios,
desenfrenados por locas pasiones,
se entregan al celestial oasis del amor,
tu dulce boca!

Manantial que los rapta,
los subyuga,
los atrapa.
tu dulce boca, dulce!

Susurras algo, ¿no sé que?
No te escuchan, no te dejan.
Están gozosamente indefensos
tu dulce boca, dulce! dulce!

Sabe a piña fresca,
a misterios por descubrir,
a brisa de abril,
a delirios prometidos.
a primavera en invierno.
tu dulce boca, dulce! dulce boca!

No hay comentarios: