lunes, 1 de junio de 2009

Dulce amor


Ni la más densa neblina de la noche
ni el torrencial diluvio de invierno
impedirá que la intrusa calidez de mi ser te alcance.
No temas, dulce amor.
Navegarás por las praderas de mi cuerpo
coronarás las más altas montañosas
poseerás los valles más profundos,
beberás lluvia de infinitas estrellas
bailarás en magistrales conciertos
y entonces, seremos uno.

4 comentarios:

Mina dijo...

Hola Rita, he visitado tu blog y voté tu último poema. Tienes un blog precioso. Gracias por poder visar tu casa y dejar uncomentario en ella. Un beso Aguadeluna

Horace dijo...

Es un blog esquisito. Veo que hace tiempo que no escribes...sigue haciendolo, me gustaria volver y ver cosas nuevas. Un saludo

Mis Poemas y Escritos dijo...

Hola Mina, soy yo la que te agradece por visitarme.
Saludos, Rita

Angel dijo...

hola rita,buscando inspiración he topado con tu blog y me parece maravilloso,un saludo